Novena de la Divina Misericordia

Instrucciones: Rezar desde el Viernes Santo, todos los días según corresponda por nueve días. Al final rezar las letanías y las oraciones subsiguientes. (T) e Itálicas indican que TODOS deben leer...
1er Día - Viernes Santo
ROGUEMOS PARA QUE DIOS SE DIGNE MOSTRAR MISERICORDIA A TODA LA HUMANIDAD
¡Oh, Misericordiosísimo Jesús!, de Quién es muy propio el ser Misericordioso con nosotros, y perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino mira solamente la esperanza que tenemos en tu infinita bondad. Recíbenos a todos en Tu Misericordiosísimo Corazón y no rechaces a ninguna. Te lo suplicamos por el amor que te une con el Padre y el Espíritu Santo. Muéstranos Tu Misericordia, ¡Oh Señor!, como nosotros confiamos en Tu Santo Nombre porque Tú eres Todopoderoso, amabilísimo, paciente, fiel, bueno y Misericordioso.
Eterno Padre, mira a toda la Humanidad con Ojos Misericordiosos, y especialmente a todos los pobres pecadores, cuya sola esperanza es el Misericordiosísimo Corazón de Tu Santísimo Hijo y Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Por Su dolorosísima Pasión, muéstranos Tu Misericordia, para que nosotros glorifiquemos Tu Omnipotencia por toda la eternidad. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
2do Día - Sábado Santo
ROGUEMOS POR EL CLERO DE TODA CLASE, PUES POR EL SE DERRAMA LA MISERICORDIA DE DIOS SOBRE TODA LA HUMANIDAD
¡Oh, Misericordiosísimo Jesús!, de Quién viene todo lo bueno, aumenta Tus gracias en las almas de Tus Sacerdotes y religiosos para que cumplan dignamente y con méritos sus obligaciones en Tu viña, y para que nos conduzcan a todos, con su palabra y buen ejemplo, a un culto verdadero de la Divina Misericordia por toda la eternidad.
La fuente de la Divina Misericordia y Amor Divino, brotan en los corazones de las almas humildes e inocentes, hasta que, bañadas en las Fuentes de la Misericordia de Dios, brillen como las estrellas de la Aurora de la mañana.
¡Oh Padre Eterno!, mira con Misericordia a los labradores de Tu viña (las almas de Tus Sacerdotes, Religiosos y Religiosas) que Tu Hijo y Señor Nuestro Jesucristo ama tanto. Adórnalos con el Poder de Tu bendición y concédeles una iluminación especial, para que guíen con celo y eficacia a las almas por un camino seguro para su salvación y para que obtengan para ellos todas las gracias de Tu Gran Misericordia.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
3er Día - Domingo de Resurrección
ROGUEMOS POR TODOS LOS FIELES CRISTIANOS
¡Oh, Misericordiosísimo Jesús! Tú, que distribuyes las gracias del Tesoro de Tu Gran Misericordia sobre todos en abundancia, admite a todos los fieles Cristianos en Tu Misericordiosísimo Corazón y no los abandones por toda la eternidad Te lo suplicamos por el amor que Te une con el Padre y el Espíritu Santo. Las maravillas de Tú Misericordia son inexplorables. Ni el pecador ni el justo pueden sondear su profundidad. Dios nos está mirando a todas con Ojos de Misericordia. Y desea abrazarnos con Su Amor infinito.
¡Padre Eterno! Mira con ojos de Misericordia a las almas de tus fieles que son la amada herencia de Tu Hijo Santísimo, y, por Su Dolorosísima Pasión, concédeles Tus bendiciones y abrázalos con Tu cariño paternal para que nunca pierdan Tu Amor ni el Tesoro de la Divina Fe, sino que glorifiquen Tu Misericordia infinita con todos los coros de ángeles y Santos por toda la eternidad. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
4to Día - Lunes
ROGUEMOS POR TODOS LOS PAGANOS E INFIELES QUE AUN VIVEN EN LA IGNORANCIA DE LA MISERICORDIA DIVINA
¡Oh, Misericordiosísimo Jesús! Luz del mundo, recibe en Tu Misericordioso Corazón a las almas de los paganos e infieles que aún no te conocen. Concede que los rayos de Tus gracias los iluminen, para que también ellos alaben los milagros de Tu Misericordia por toda la eternidad. Que la lumbre de Tu Amor infinito ilumine a los infieles que aún viven en obscuridad. Para que conozcan y alaben Tú infinita bondad por toda la eternidad.
¡Padre Eterno!, mira con Ojos Misericordiosos a las almas de los paganos e infieles que aún no conocen al Misericordiosísimo Corazón de Tu Hijo y Nuestro Señor Jesucristo. Atraedlos con la luz de la Fe, para que consigan la gran felicidad de poseer Tu Amor y para que también glorifiquen Tu Gran Misericordia por toda la Eternidad. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
5to Día - Martes
ROGUEMOS POR LOS HEREJES Y CISMÁTICOS, QUE DESGARRAN EL CUERPO MISTICO DE CRISTO, PARA QUE VUELVAN PRONTO A LA UNIDAD DE LA SANTA IGLESIA
¡Oh Misericordiosísimo Jesús!,
Tú que eres la misma bondad y no rehusas la Luz Divina a los que la busquen humildemente, recibe en Tu Misericordiosísimo Corazón a las almas de los herejes y cismáticos. Atráelos con la Luz de Tu Gracia a la unidad de Tu Iglesia para que con nosotros alaben la liberalidad de Tu Misericordia por toda la Eternidad.
Concede que aquellos que han desgarrado la unión de Tu Santa Iglesia, obtengan de tu Santísimo Corazón un torrente Misericordioso de Gracias. Abrazándolos con Tu Infinito Amor, pues solamente Tu Misericordia, ¡Oh Señor!, puede salvar a esas almas de su gran error. ¡Padre Eterno!, te suplicamos mires con Misericordia a las almas de los herejes y cismáticos que han abusado de las gracias que les has prodigado y que, con obstinación, persisten en sus errores. No mires su malicia, sino considera el Amor y la Pasión amarga de Tu Hijo que, en la Oración Sacerdotal, te imploraba ardientemente: “para que todos sean una sola cosa”. (Juan, 17-21), y concédeles que vuelvan a esa unidad lo más pronto posible, para que con nosotros, alaben Tu Misericordia por toda la Eternidad. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
6to Día - Miércoles
ROGUEMOS POR LOS NIÑOS PEQUEÑOS Y POR AQUELLAS ALMAS QUE SE HAN HECHO IGUALES A ELLOS EN SU PUREZA Y SIMPLICIDAD
¡Oh Misericordiosísimo Jesús!, que dijiste: “aprended de Mi, que soy manso y humilde de corazón”, recibe en Tu Misericordiosísimo Corazón a las almas de los niños pequeños y aquellos que se han hecho iguales a ellos, siendo mansos y humildes, y con su virtud han atesorado en el cielo inmensos galardones y forman una corona fragante ante el trono de Nuestro Padre Celestial, concede que moren continuamente en Tu Sagrado Corazón, para que alaben la Misericordia de Dios por toda la eternidad. El alma de veras humilde y mansa posee un gusto anticipado de las delicias del paraíso: la hermosura de un corazón puro y sencillo. Alegra a todos los espíritus celestiales y a Su Creador.
¡Padre Eterno!, mira con compasión a las almas de los niños pequeños y a las almas de todos aquellos que son mansos y humildes, y que por Tu Gran Misericordia se han hecho semejantes a Tu Hijo, y cuya fragancia de virtud se eleva hasta su trono. ¡Oh Padre de Misericordia!, te suplicamos, por el amor y la complacencia que tienes en dichas almas, bendigas al mundo entero, para que todos se unan, tributando alabanza eterna a Tu Gran Misericordia. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
7mo Día - Jueves
ROGUEMOS POR TODOS LOS ADORADORES DE LA DIVINA MISERICORDIA Y POR LOS QUE LA PREGONAN, PARA QUE SE HAGAN IGUALES A LA IMAGEN VIVA DEL MISERICORDIOSÍSIMO CORAZON DE JESUS
¡Oh Misericordiosísimo Jesús!, cuyo Corazón es el Amor mismo, recibe en Tu Corazón aquellas almas que veneran y alaban especialmente la grandeza de la Divina Misericordia, y que atormentados por los pecados de la humanidad, tratan de repararlos y hacen todo lo posible para publicar por todo el mundo Tu Infinita Bondad y Misericordia abundante. Abrázalos con Tu siempre creciente Misericordia y fortalécelos siempre con Tu Gracia y perseverancia, fortaleza y paciencia. Alabando la bondad de Su Maestro. El alma es amada por El especialmente. Y tiene el privilegio de estar cerca de la Fuente viva. Para disfrutar de las gracias de la Divina Misericordia… ¡Oh Padre Eterno!, mira con Ojos Misericordiosos aquellas almas que tienen una devoción especial a la veneración y glorificación de Tu Infinita Misericordia, y que te glorifiquen con palabras y obra, y que, por imitarte, son Misericordiosos con sus prójimos. Te suplicamos humildemente les muestres aún mas Tu Misericordia, según la esperanza que han puesto en Ti y de acuerdo con Tus promesas. Protégeles siempre por todas partes como Tu propia Gloria, y, especialmente, en la hora de su muerte. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
8vo Día - Viernes
ROGUEMOS POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO PARA QUE EL TORRENTE DE LA PRECIOSA SANGRE DISMINUYA Y ABREVIE SUS SUFRIMIENTOS.
¡Oh Misericordiosísimo Jesús!, que has dicho: “Sed Misericordiosos como Vuestro Padre Celestial es Misericordioso” (Lucas, 6-38), recibe en Tu Misericordiosísimo Corazón a las almas que sufren en el purgatorio, donde descuentan sus antiguas deudas a la justicia divina. Que el torrente de Tu Preciosa Sangre y Agua, que brotaron de Tu Sagrado Corazón, apague las llamas del purgatorio para que también sea glorificado el poder de Tu Gran Misericordia. Del calor horrible del purgatorio, un suspiro suplicante llama a Tu Trono de Misericordia: concede a esas almas refrigerio y alivio. En el torrente refrescante de la preciosísima sangre y agua de tu costado. ¡Padre Eterno!, mira con Misericordia a las almas que sufren en el purgatorio y por la dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo y la amargura de Tu Santísimo Corazón, ten compasión de esas almas que ahora pagan su deuda a tu justicia divina. Te suplicamos los mires por las Santas llagas de Tu Queridísimo Hijo y Señor Nuestro Salvador Jesucristo, cuya Misericordia sobrepasa Su Justicia. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
9no Día - Sábado
ROGUEMOS POR LAS ALMAS TIBIAS E INDIFERENTES.
¡Oh, Misericordiosísimo Jesús! Atrae a Tu Misericordiosísimo Corazón a todas las almas tibias, que, como cadáveres descompuestos Te colmaron de horror y repugnancia en el huerto de los olivos. Derrite a esos corazones helados en el fuego de Tu Amor ardiente para que ellos también glorifiquen para siempre Tu Infinita Misericordia. Fuego y Hielo nunca pueden unirse o el fuego debe apagarse o el hielo tiene que derretirse. Solamente la Misericordia Infinita de Dios puede cambiar aquellos corazones helados en una llama ardiente de Amor. ¡Padre Eterno!, mira con compasión a las almas tibias. Te suplicamos, por la amarga Pasión de Tu Queridísimo Hijo Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, por su agonía en la cruz, inflames a esas almas con un nuevo celo para Tu Gloria, para que, poseídos de Amor Divino, hagan actos de caridad con sus prójimos para que se glorifique la Gran Misericordia de Dios por toda la Eternidad. Amén.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros
LETANIAS DE LA MISERICORDIA
Señor, ten piedad de nosotros
(T) Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros
(T) Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
(T) Señor, ten piedad de nosotros
Jesucristo, óyenos
(T) Jesucristo, óyenos
Jesucristo, escúchanos.
(T) Jesucristo, escúchanos.
Dios Padre Celestial,
(T) ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo,
(T) ten piedad de nosotros
Dios Espíritu Santo,
(T) ten piedad de nosotros
Santísima Trinidad, que sois Un Solo Verdadero Dios,
(T) ten piedad de nosotros.

Responder: “Confiamos en Ti” a las siguiente letanías
Jesús, Rey de Misericordia, que has redimido al mundo
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, por quien todas las cosas fueron creadas
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos has santificado
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos revelasteis el Misterio de la Santísima Trinidad
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos manifestasteis la Omnipotencia de Dios
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que te manifiestas en la creación de los Espíritus Celestiales
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos formaste de la nada
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que abrazas todo el universo
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos das la vida eterna
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos proteges del castigo merecido
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos libras de la miseria del pecado
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes la justificación en el Verbo Encarnado
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos concedes Misericordia por Tus Santas Llagas
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que brota de Tú Santísimo Corazón
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos diste a la Santísima Virgen María como Madre de Misericordia
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, por la cual has sufrido Tu Encarnación, Pasión y Muerte
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, por medio de la cual ayudas a todos en todas partes y siempre
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, por la cual nos has prevenido con Tus Gracias
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, la que nos has manifestado revelándonos los misterios divinos.
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, la que manifestaste instituyendo Tú Santa Iglesia.
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que habiendo instituido los santos Sacramentos, nos abristeis los torrentes de tus gracias.
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con los Santos Sacramentos del Bautismo y de la Penitencia
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, por la que nos has obsequiado con la Santísima Eucaristía y el Sacerdocio
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos has llamado a nuestra Santa Fe
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas por la conversión de los pecadores
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que la manifiestas iluminando a los fieles.
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que la revelas por la Santificación de los Justos
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que llevas a los santos a la cumbre de la santidad
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tus Santas Llagas
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, la que brota de Tú Santísimo Corazón
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que eres consuelo de los enfermos y afligidos
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que eres el único consuelo de los corazones afligidos
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que das esperanzas a las almas que se hallan en desesperación
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que acompañas a todos los hombres siempre y en todas partes
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que nos colmas con el torrente de tus gracias
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que eres el refugio de los moribundos
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que eres el consuelo de las almas del purgatorio
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que eres la corona de todos los santos
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que eres el gozo celestial de los que se salvan
(T) Confiamos en Ti
Jesús, Rey de Misericordia, que eres la fuente inagotable de los milagros
(T) Confiamos en Ti

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
(T) Perdónanos Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
(T) Escúchanos Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
(T) Ten piedad de nosotros
Las Misericordias de Dios son más grandes que todas sus obras
(T) Por eso cantaré las Misericordias de Dios para siempre
Oración
¡Oh Benignísimo Dios! Padre de Misericordia y Señor de todo consuelo, que no deseas la condenación de aquel que cree y confía en Ti; míranos. Te suplicamos, según la muchedumbre de Tus Misericordias, engrandece Tu Misericordia, para que, aún en las tribulaciones mas grandes de nuestra vida cumplamos siempre y fielmente con Tu Santísima Voluntad, que es la Misericordia misma, por Tu Hijo y Señor Nuestro Jesucristo, que contigo vive y reina por eternidad de eternidades
Amen.
Oración para alcanzar gracias por medio de la Santa Sor Faustina

Oh Jesús, que hiciste de Santa Faustina una gran devota de tu infinita misericordia, concédeme por su intercesión, si fuere esto conforme a tu santísima voluntad, la gracia de...
[COLOCAR AQUI LAS PETICIONES PROPIAS]
...que te pido. Yo, pecador, no soy digno de tu misericordia, pero dígnate mirar el espíritu de entrega y sacrificio de Sor Faustina y recompensa sus virtudes atendiendo las súplicas que a través de ella te presento confiando en ti.
Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo ...
(T) Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, Amen.
Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es Contigo, Bendita tu eres entre todas las mujeres, y Bendito es el fruto de tu Vientre, Jesús …
(T) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amen.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo ...
(T) Como era en un Principio, Ahora y Siempre, por los Siglos de los Siglos, Amen.
Santa Sor Faustina
(T) Ruega por nosotros








Want to print your doc?
This is not the way.
Try clicking the ⋯ next to your doc name or using a keyboard shortcut (
CtrlP
) instead.