Navidad - Novena del Divino Niño Jesús

Tradiciones familiares en tiempos de la navidad. Novena al Divino Niño Jesús
Dulce Jesús mío, mi Niño adorado
¡Ven a nuestras almas, ven no tardes tanto!
Esta histórica Novena fue escrita por el sacerdote franciscano Fray Fernando de Jesús Larrea en Bogotá, en 1766, cuando Colombia y Venezuela eran un sólo territorio sin fronteras. La Novena fue dedicada a la hermana Clemencia Gertrudis de Jesús Cayzedo Vélez Ladrón de Guevara de Aróstegui y Escoto, Directora fundadora del Convento y Colegio “La Enseñanza”, de quien Monseñor Larrea era director espiritual. Doscientos años después, en 1956, Bertilda Samper, conocida como la Madre María Ignacia y monja de esa comunidad, realizó una primera revisión y ampliación, incluyendo textos del Padre Grau del “Libro Interior de Jesús y María” y del Padre Faber, del libro “Belén o el Misterio de la Santa Infancia”.
El Colegio La Enseñanza es aún hoy una institución bogotana activa y dinámica ubicada en la Av. Chile con Carrera 7ª. Además de la docencia, una de las actividades que distingue a estas religiosas es la de coser, bordar y diseñar primorosos manteles para el altar y casullas sacerdotales.
Esta versión de la novena que llega a sus manos como parte de la serie “Devociones en Tiempos de Pandemia” de Parroquia Virtual Venezolana Nuestra Señora de Coromoto ha sido adaptada con mucho cariño para la diáspora venezolana por la familia Black-Celis, quien ha estado rezándola ininterrumpidamente desde 1994.
Acompáñennos a reflexionar este año sobre los secretos del Pesebre a través de las palabras de nuestro Papa Francisco, quien en su Carta Apostólica "Admirabile Signum", nos invita a revivir la antigua costumbre del pesebre o nacimiento, y las reflexiones del Padre Alejandro Ortega Trillo, LC, sobre los secretos del pesebre. Las hermosas Ilustraciones son creación del artista brasileño Cerezo Barreda, cuya obra de apoyo litúrgico puede ser visitada .
¿Qué se necesita para rezar la novena del Divino Niño Jesús?
Tener listo el nacimiento/pesebre (sin el Niño Jesús) y colocado en un lugar donde las personas que rezan,
puedan rodearlo. Colocar nueve velitas que se irán prendiendo a medida que pasen los días.
El día primero se prende una, el día segundo, dos, y así sucesivamente. Copias de las oraciones y cantos para todos los presentes. Instrumentos musicales para cantar y tocar aguinaldos y espacio suficiente para bailarlos.
Want to print your doc?
This is not the way.
Try clicking the ⋯ next to your doc name or using a keyboard shortcut (
CtrlP
) instead.