Share
Explore

Nos gustaría que os quedáseis con nosotros en esta super casa en el centro de Comillas

Tenemos la posibilidad de alquilar La Portilla para las noches del viernes 23 y sábado 24 de julio.

Es una casa increíble de 4 plantas en la que hay 17 habitaciones y en la que estamos seguros lo pasaremos en grande y queremos que nuestros mejores amigos estéis con nosotros durante la mayor parte del finde. Para los que hayáis estado en Almadén, ya sabéis de que va el royo 👯‍♂️ 👯‍♀️

Si has recibido este link es probable que todos en los que estás pensando también lo hayan recibido pero antes de preguntarles, consúltanos a nosotros por si acaso 😬

Os pediremos eso sí que nos ayudéis a que no nos crucemos antes de ir a la Iglesia por aquello de que da mala suerte ver el vestido de la novia 😀

Por otro lado, necesitaremos confirmar con los dueños con suficiente antelación que finalmente la alquilamos. Por ello os pediremos que nos confirméis lo antes posible que os parece buena idea. El precio incluye desayuno y rondará los 65€ por noche. Cualquier duda nos preguntáis 😘

Screenshot 2021-04-05 at 08.11.37.png

La Portilla es una casona cuadrada, elegante y armónica que construyó en 1871 Claudio López y López, hermano de Antonio López primer Marqués de Comillas. Su nombre se debe a la portilla que cerraba el paso al ganado, evitando que entrara en el casco urbano del pueblo. Desde el jardín, presidido por inmensos castaños de indias, se pueden entrever dos de las construcciones más simbólicas de Comillas: El Capricho y El Palacio de Sobrellano. La Portilla la proyecta uno de los grandes arquitectos catalanes, José Oriol Mestres, que además participaba en otros proyectos que el Marqués de Comillas llevaba a cabo en los años 1880.

En los veranos de 1881 y 1882, Antonio López puso de moda Comillas, haciendo de anfitrión de la familia real, que residió en la Portilla y en algunas otras grandes e importantes casonas como Ocejo y el Llano.

En La Portilla se alojaban las infantas Isabel, Paz y Eulalia, hermanas del Rey Alfonso XII, que se desplazaban allí para pasar la temporada de verano.

Cuando muere Claudio López y López en 1888, La Portilla pasa a ser propiedad de su hijo mayor Santiago López y Díaz de Quijano. En esos años se hizo una ampliación de la casa con la incorporación de una terraza acristalada, en cuyo extremo oeste se incluyó una capilla para uso particular de Santiago López, hombre de profundas creencias religiosas.

La terraza acristalada se decoró, en todas sus paredes interiores, con unas magníficas pinturas, con motivos florales, realizadas por María Luisa Güell y López, consiguiendo un espacio luminoso y cálido, para las épocas en que el clima no permitía estar en el exterior.

El tono oriental que imprimieron estas pinturas terminaron por bautizar este salón como la Sala Japonesa. Esta sala, corazón de la casa, se utilizó para rodar las escenas interiores de la película “Altamira”, estrenada en el año 2016, y que narra la vida de Sanz de Sautuola, descubridor de las cuevas.

Actualmente, La Portilla sigue siendo propiedad de los descendientes directos de Claudio López y López.

Screenshot 2021-04-05 at 08.42.53.png

PHOTO-2020-01-13-08-49-04.jpg

Want to print your doc?
This is not the way.
Try clicking the ⋯ next to your doc name or using a keyboard shortcut (
CtrlP
) instead.